Blog

Curso de comedia, Escritura cómica / 09.09.2014

¡Eh, tú! ¿Te gustaría saber cual es la mejor hora para escribir comedia? ¿Y el mejor sitio para escribir comedia? ¿Y la forma más rápida para escribir buena comedia? La respuesta a estas preguntas quizás se encuentre en los próximos párrafos de este post o quizás no, pero como se que te pica la curiosidad voy a tratar de no defraudarte demasiado. Antes de empezar, me preparo un café. Es parte del ritual.
Curso de comedia, Puesta en escena / 02.09.2014

Recuerdo perfectamente la primera vez que me subí a un escenario y agarré un micrófono. De hecho, el término "agarrar" es muy acertado, porque se trataba de un micrófono de mano, con cable, enganchado en un pie de micro y lo agarré con tal fuerza que al acabar me dolían los dedos, entre nervios y tembleques. Me gustaría hablaros hoy de los distintos tipos de micrófonos que os vais a encontrar y lo diferente que es actuar con unos y con otros. Al principio de vuestras carreras, que no tenéis equipo propio y tampoco podéis exigir (o pedir amablemente) un tipo de microfonía particular, lo más común es que tengáis que adaptaros al micrófono que os proporcionen y punto. Vamos con el listado, sus ventajas y sus inconvenientes.
Curso de comedia, Marca personal / 25.08.2014

Se que cae de cajón, pero una buena fotografía de estudio nos vende mejor que una foto cutre sacada con la cámara de un colega. En nuestro afán por hacernos un hueco en el complicado y cada vez más masificado mundo de la comedia en España, la promoción y el marketing personal se hacen cada vez más importantes. Y como somos cómicos y no magnates del petróleo, nos duele en el alma y en el bolsillo pagar a alguien para que nos promocione y nos venda. Pero, creedme, con un pequeño desembolso económico bien invertido en una buena sesión de fotos vuestra imagen de cara a la búsqueda de bolos mejorará considerablemente. Os pongo un ejemplo: el mío. 
Glosario cómico / 18.08.2014

Slapstick es un subgénero de comedia que consiste básicamente en que los protagonistas se caen, se golpean, chocan, corren y tropiezan. A priori, una premisa muy básica de la que muchos cómicos renegarán pero funciona. ¿Y porqué funciona? Porque, admistámoslo, nos reimos con el dolor ajeno, siempre que no tenga consecuencias fatales. Cuando uno de nuestros amigos tropieza por la calle, la primera reacción es reirnos. Cuando vemos el video de un gatito en Internet caerse de un sofá, nos partimos el eje. Cuando a un reportero le vuela el peluquín en medio de un tornado, nos da la risa. Pues eso es la base del Slapstick: el golpe, la torpeza y la vergüenza ajena. Es humor físico en estado puro.
Cómicos ilustres, Curso de comedia / 13.08.2014

Tras la trágica muerte de Robin Williams el pasado 11 de Agosto de 2014, me ha parecido oportuno repasar su carrera como cómico de stand-up. Hasta hace pocas horas iba a ilustrar este post con el video completo de su último show:  Weapons of Self-Destruction (Armas de auto destrucción masiva) que se encontraba disponible con subtítulos en español en Youtube, pero la HBO, titular del video, lo ha reclamado hace un rato (aguilillas!!!). Así que para ilustrar este post os dejo un video de cinco minutos de uno de los shows de Williams en el que hace un repaso de acentos ingleses, drogas y alcohol sencillamente genial. A continuación descubriréis algo de la historia de Robin Williams como cómico de stand-up y detalles de su particular estilo de hacer comedia.
Curso de comedia, Escritura cómica / 04.08.2014

No pretendo ser pretencioso en el título de este post, pero sí un pelín sensacionalista. Vale, lo admito, estoy tratando de captar vuestra atención. Me gustaría contaros en este post el método que he utilizado durante la temporada 2013/2014 para escribir un texto cómico diario para el programa Gente Despierta de Radio Nacional. No es un método infalible ni estandarizado y probablemente no se vaya a estudiar jamás en ninguna escuela de comedia, pero a mi me funcionó y me apetece compartirlo con vosotros. Ahí va...
Curso de comedia, Escritura cómica, Reflexiones / 05.07.2014

Este fin de semana estuve completamente afónico por esforzar demasiado la garganta y no tuve otro remedio que callar y escuchar. Aunque solo fuera durante 24 horas, vi el mundo desde otro prisma, el prisma del silencio. Dicen que los cómicos somos, en general, unos egocéntricos de mierda, y nos les falta razón, porque estamos acostumbrados a hacernos oír, gracias a la ayuda de nuestro inseparable micrófono, que nos otorga ese poder. De ahí que en algún momento podamos pensar que nuestra opinión o nuestros chascarrillos son siempre más importantes que lo que tengan que decir los demás. Por eso el hecho de no poder hablar te hace ver las cosas de otra forma. O mejor dicho, te hace escuchar las cosas de otra forma.
Curso de comedia, Reflexiones / 03.07.2013

Han pasado ya más de doce años desde que me subí a un escenario por primera vez, ¿sabes? Y hoy, no se porqué, me acordé de aquella primera época en la que nadie sabía nada y todos tratábamos de entender el fenómeno de la incipiente nueva comedia en España. Por aquel entonces El Club de la Comedia, con su fórmula de famoso-al-que-le-escriben-un-monólogo-y-lo-interpreta, o Paramount Comedy con sus nuevos cómicos, que escribían e interpretaban sus propios textos, empezaban a calar en aquellos que por azar o por destino acabamos haciendo de este un oficio. Recuerdo aquellos primeros bolos en bares, cobrando una miseria, teniendo que pagar la bebida que consumíamos, haciendo nuestros propios carteles y entradas... Recuerdo cómo cualquier texto que escribíamos nos parecía aceptable para exponerlo en público. Recuerdo esas noches en las que vomitábamos los textos, sin interacción con el público, sin apenas acting, sin empatía.
Curso de comedia, Reflexiones / 26.06.2013

Estamos cansados de leer en todas partes la importancia de saber decir que no. Que las grandes carreras se logran a base de saber decir que no a tiempo, que incluso diciendo que no podemos ser asertivos, que decir no es más fácil de lo que uno se cree etc... Vale, sí, yo acepto todas esas veces en las que tenemos que decir que no por salud, por falta de tiempo o porque sencillamente lo que nos proponen es una basura. Pero...¿Qué me decis de lo importante que es decir que sí? ¿Y de lo difícil que es saber cuándo algo que debería ser un no, puede ser un sí beneficioso?