Puesta en escena

Curso de comedia, Marca personal, Puesta en escena, Reflexiones / 30.01.2017

Este fin de semana tuve tres actuaciones que me hicieron vivir una pequeña montaña rusa de emociones. Os pongo en antecedentes: los tres bolos fueron en bares. El primero fue maravilloso, el segundo horrible y el tercero absolutamente genial. Escribo este post para lamerme un poco las heridas por ese bolo horrible que empañó un gran fin de semana y de paso, reflexionar sobre el futuro.

Curso de comedia, Puesta en escena / 04.02.2016

De un tiempo a esta parte me contratan muchas empresas para participar en alguno de sus eventos privados, ya sea haciendo un monólogo, presentando un producto o haciendo de maestro de ceremonias de una gala. Casi siempre plantean una escaleta y te piden que "rellenes" los huecos con gags o comentarios graciosos.

Aquí os dejo algunos consejos y guías que yo utilizo para escribir este tipo de guión.

Curso de comedia, Puesta en escena, Reflexiones / 25.11.2015

-Hola Fulanito, ¿te vienes al monólogo de esta noche? -¿Hay que pagar? -Sí, son 5 euros con consumición incluída. - Paso, que estoy pelao. ¿Nos vamos de cañas?
Seguro que si te paras a pensar no es la primera vez que escuchas una conversación similar a esta, ¿verdad?. Ya he comentado alguna vez la importancia de cobrar entrada en shows de humor, pero hoy me apetece hacer un pequeño resumen de las peores excusas y razonamientos que aporta la gente que no pone en valor las actuaciones en directo. He aquí el top 5. 
Curso de comedia, Puesta en escena / 05.07.2015

Se acerca el verano, queridos cómicos, y aunque parezca lo contrario, para nuestra profesión es una de las peores épocas del año. La mayoría de locales de comedia cierra temporada entre mayo y junio y los locales que programan en verano son muchos menos y están distribuidos de forma irregular por el país. ¿Qué alternativas tenemos para trabajar en verano?

Os cuento algunas de las cosas que hago yo durante el verano, por si os pueden servir de ayuda a la hora de buscar trabajo de forma activa. 

Curso de comedia, Puesta en escena / 12.05.2015

Fotografía: Xabier Martínez

En ocasiones los organizadores de eventos y congresos optan por contratar a cómicos con perfiles adecuados para ejercer de maestros de ceremonias, aportando un toque fresco a las presentaciones y tratando de servir de alivio cómico en las partes más densas de este tipo de sarao. Se trata de una buena oportunidad laboral por múltiples motivos: económicos y de visibilidad. Estos congresos suelen estar patrocinados por marcas y entidades, con lo que se pueden permitir honorarios acordes al esfuerzo que exigen. Por otra parte, es un escaparate fantástico para mostrar nuestras habilidades comunicativas y cómicas ante una audiencia poco habitual. Os dejo a continuación unos cuantos consejos basados en mi experiencia presentando congresos que espero sea útil.
Curso de comedia, Ejemplos prácticos, Puesta en escena / 20.12.2014

Estamos en pleno diciembre, el mes de las cenas de empresa. Hace ya muchos años que la mayor parte de mis actuaciones de este mes son en celebraciones de este tipo. Y no es tarea fácil, nada fácil. Os dejo aquí 6 consejos para sobrevivir a este tipo de actuaciones basados en mi experiencia personal y comentarios de colegas de profesión.  
Curso de comedia, Puesta en escena / 07.12.2014

¡Bien! Parece ser que ya tenemos montado un nuevo espectáculo de comedia completo y ahora sólo falta que vea la luz y que el mundo se empape de nuestra infinita gracia...¿En serio? ¿Sólo queda eso? Nada más lejos de la realidad. El verdadero reto acaba de comenzar. En este post hablaré de dos aspectos importantes de cara a sacar nuestro show adelante y empezar a actuar con él por todas partes: las pruebas y el preestreno. Aquí es cuando nuestra familia y amigos van a empezar a odiarnos un poco, pero es necesario. Sigue leyendo, insensato.
Curso de comedia, Puesta en escena / 20.10.2014

Continuando con el ciclo de posts "Pariendo un nuevo show" quería hablaros hoy de la puesta en escena. Una vez hemos escrito una primera versión estable del espectáculo, llega el momento de pensar y probar cómo escenificar cada bloque, cada rutina y cada gag para buscar la comicidad en base al ritmo, la cadencia, la expresión corporal y las pausas. Además será necesario pensar en si harán falta componentes externos más allá de nosotros mismos con un micrófono: música ambiente, proyector, objetos de algún tipo, una guitarra... En el caso de los monólogos clásicos de stand-up no es necesario ningún elemento externo, pero como la mayoría de los cómicos no solo hacen stand-up en sus espectáculos, creo que es conveniente tener en cuenta estas opciones. Como en los posts anteriores, os cuento mi experiencia en este aspecto con #LaVidaPasaVolando. Vamos allá.

Curso de comedia, Puesta en escena / 02.09.2014

Recuerdo perfectamente la primera vez que me subí a un escenario y agarré un micrófono. De hecho, el término "agarrar" es muy acertado, porque se trataba de un micrófono de mano, con cable, enganchado en un pie de micro y lo agarré con tal fuerza que al acabar me dolían los dedos, entre nervios y tembleques. Me gustaría hablaros hoy de los distintos tipos de micrófonos que os vais a encontrar y lo diferente que es actuar con unos y con otros. Al principio de vuestras carreras, que no tenéis equipo propio y tampoco podéis exigir (o pedir amablemente) un tipo de microfonía particular, lo más común es que tengáis que adaptaros al micrófono que os proporcionen y punto. Vamos con el listado, sus ventajas y sus inconvenientes.
Curso de comedia, Puesta en escena / 13.02.2013

En algún post anterior he mencionado la importancia de “leer” el tipo de público que tienes delante, su rango de edad, su condición social, su estado de embriaguez, si hay mayoría de hombres o de mujeres, si han pagado entrada, si están sentados o de pie etc…

Todos esta información previa te puede ayudar a adaptar tu repertorio, tu tono y tu forma de expresarte para empatizar con ellos (cuanto más empatices, mejor saldrá el bolo). Pero existen límites. En uno de mis últimos bolos cometí un pecado cómico del que me arrepiento y paso a relataros, en parte como penitencia y en parte para tratar de sacar una enseñanza, por pequeña que sea…