Reflexiones

Curso de comedia, Marca personal, Puesta en escena, Reflexiones / 30.01.2017

Este fin de semana tuve tres actuaciones que me hicieron vivir una pequeña montaña rusa de emociones. Os pongo en antecedentes: los tres bolos fueron en bares. El primero fue maravilloso, el segundo horrible y el tercero absolutamente genial. Escribo este post para lamerme un poco las heridas por ese bolo horrible que empañó un gran fin de semana y de paso, reflexionar sobre el futuro.

Curso de comedia, Reflexiones / 25.10.2016

¿Qué es un cómico profesional? ¿En qué momento dejas de ser amateur y te conviertes en profesional? ¿Te haces profesional o te hacen profesional tus méritos/actos/repercusión?

Podríamos decir que la diferencia principal entre un cómico amateur y uno profesional está en lo estrictamente fiscal. Si facturas como cómico eres profesional y si no, eres amateur. Pero considero que la definición se queda corta. Aquí os dejo una pequeña reflexión al respecto, poniéndome de ejemplo, para variar. 

Curso de comedia, Puesta en escena, Reflexiones / 25.11.2015

-Hola Fulanito, ¿te vienes al monólogo de esta noche? -¿Hay que pagar? -Sí, son 5 euros con consumición incluída. - Paso, que estoy pelao. ¿Nos vamos de cañas?
Seguro que si te paras a pensar no es la primera vez que escuchas una conversación similar a esta, ¿verdad?. Ya he comentado alguna vez la importancia de cobrar entrada en shows de humor, pero hoy me apetece hacer un pequeño resumen de las peores excusas y razonamientos que aporta la gente que no pone en valor las actuaciones en directo. He aquí el top 5. 
Marca personal, Reflexiones / 07.04.2015

Una de las principales motivaciones para escribir en este blog es contar mis experiencias en el mundo de la comedia de carretera, ese extraño páramo por el que circulamos los cómicos hasta que tenemos la oportunidad de entrar en el circuito de las grandes salas, los teatros o incluso los medios de comunicación masivos. Mientras tanto, los bares, las tabernas y las pequeñas salas son nuestro lugar de trabajo habitual. Hoy me gustaría tratar un tema peliagudo: las actuaciones en las que no se cobra entrada. ¿Se deben aceptar? ¿Se puede sobrevivir sin ellas? ¿Sirven para algo? ¿Podemos hacer algo para cambiar la mentalidad de los hosteleros? Todo esto y mucho más, aquí y ahora, si quieres leer, claro.  
Curso de comedia, Escritura cómica, Reflexiones / 05.07.2014

Este fin de semana estuve completamente afónico por esforzar demasiado la garganta y no tuve otro remedio que callar y escuchar. Aunque solo fuera durante 24 horas, vi el mundo desde otro prisma, el prisma del silencio. Dicen que los cómicos somos, en general, unos egocéntricos de mierda, y nos les falta razón, porque estamos acostumbrados a hacernos oír, gracias a la ayuda de nuestro inseparable micrófono, que nos otorga ese poder. De ahí que en algún momento podamos pensar que nuestra opinión o nuestros chascarrillos son siempre más importantes que lo que tengan que decir los demás. Por eso el hecho de no poder hablar te hace ver las cosas de otra forma. O mejor dicho, te hace escuchar las cosas de otra forma.
Curso de comedia, Reflexiones / 03.07.2013

Han pasado ya más de doce años desde que me subí a un escenario por primera vez, ¿sabes? Y hoy, no se porqué, me acordé de aquella primera época en la que nadie sabía nada y todos tratábamos de entender el fenómeno de la incipiente nueva comedia en España. Por aquel entonces El Club de la Comedia, con su fórmula de famoso-al-que-le-escriben-un-monólogo-y-lo-interpreta, o Paramount Comedy con sus nuevos cómicos, que escribían e interpretaban sus propios textos, empezaban a calar en aquellos que por azar o por destino acabamos haciendo de este un oficio. Recuerdo aquellos primeros bolos en bares, cobrando una miseria, teniendo que pagar la bebida que consumíamos, haciendo nuestros propios carteles y entradas... Recuerdo cómo cualquier texto que escribíamos nos parecía aceptable para exponerlo en público. Recuerdo esas noches en las que vomitábamos los textos, sin interacción con el público, sin apenas acting, sin empatía.
Curso de comedia, Reflexiones / 26.06.2013

Estamos cansados de leer en todas partes la importancia de saber decir que no. Que las grandes carreras se logran a base de saber decir que no a tiempo, que incluso diciendo que no podemos ser asertivos, que decir no es más fácil de lo que uno se cree etc... Vale, sí, yo acepto todas esas veces en las que tenemos que decir que no por salud, por falta de tiempo o porque sencillamente lo que nos proponen es una basura. Pero...¿Qué me decis de lo importante que es decir que sí? ¿Y de lo difícil que es saber cuándo algo que debería ser un no, puede ser un sí beneficioso?
Curso de comedia, Reflexiones / 14.07.2012

Decía Marcuse, que es un señor que estudié en C.O.U., que la sociedad moderna sufre el "malestar de la cultura" que significa que vivimos en un estado de represión continuo porque nuestra cultura (entendida como modo de vida, costumbres, etc...) nos priva de saciar nuestros instintos básicos tan a menudo como deberíamos. Además, Marcuse decía que todo producto y actividad cultural es un impulso inconsciente (o no) de las personas hacia la libertad y la felicidad. El ser humano anhela una sociedad no represiva, en la que no exista una sobrecarga de trabajo, ni tabues sexuales, ni enajenación...pero los condicionantes históricos y sociales nos reprimen y nos adoctrinan. Y de esto saben mucho unos señores que dicen que mandan en España.

Sigue leyendo, si te apetece.